Hay muchos tipos de lentes de contacto, pero no una lente única que pueda adaptarse a todos los pacientes. Lentes que descansan en la esclera (lentes esclerales ó hapticas) y lentes que lo hacen en la córnea, que son las llamadas lentes de contacto corneales o sencillamente lentes de contacto. Básicamente hay sólo dos tipos de lentes: las rígidas y las blandas y dentro de éstas, muchos materiales diferentes para que se puedan adaptar a su fisonomía y características.


En nuestro centro encontraremos la lente que mejor se adapte a usted.


anuncio facebook

Terapéuticas
Terapéuticas

En los últimos años, con la aparición de las lentes de contacto blandas de uso permanente, se ha desarrollado el uso de lentes de contacto terapéuticas como una modalidad importante del tratamiento de enfermedades corneales. Hay muchas úlceras corneales que no sanan debido a que el epitelio se cae. En estas enfermedades, las lentes terapéuticas pueden actuar como un apósito, bien como barrera de protección contra el roce de los párpados, bien como soporte para mantenimiento de fármacos bajo el cual el epitelio sane o bien como medio de alivio del dolor, al cubrir las terminaciones nerviosas corneales expuestas.

Color
Color

Son lentes de contacto blandas y están diseñadas para que produzcan un cambio natural en el color de los ojos, cambiando por superposición del color de la lente sobre el color propio del iris de la persona un cambio en el color de los ojos. Dicho cambio depende de si el color natural del ojo es más claro, o si es más oscuro, ya que ojos claros tendrán más posibilidades de cambio en el color que ojos oscuros.

También existen las lentes cosméticas de fantasía para ocasiones especiales, forma de ojo de gato, blancas, negras, espirales...

Permeables
Permeables

Las lentes de contacto Permeables a los gases o semirrígidas, están hechas de polímeros especiales que permiten que sus ojos respiren. Dejan pasar el oxígeno al ojo, en mayor o menor medida, dependiendo de la permeabilidad del material. El oxígeno es absolutamente necesario para la salud de sus ojos. Actualmente, existen materiales con una permeabilidad tan alta que la córnea recibe un aporte de oxígeno similar al que recibiría sin llevar lente de contacto.

Tienen una óptica superior, al ser la superficie firme y retener más la forma al parpadear, por lo que los ojos no tienen que reenfocar tanto. Esto es una ventaja para los casos de astigmatismo o visión multifocal.

Son recomendables para personas con problemas en la cantidad o la calidad de su lágrima, ya que estas lenes, al contrario que las blandas, no necesitan mantenerse hidratadas.

Su fina superficie y carencia en la retención de agua significan que acumulan menos depósitos de proteínas.

Pueden llevar incorporado filtro de protección ultravioleta.

Su duración (aproximadamente dos años) es mayor que la de unas lentes blandas y también presentan menos riesgos de contaminación.

Blandas
Blandas

Fabricadas en sus comienzos en material HEMA (hidroxietilmetacrilato), no estuvieron disponibles comercialmente hasta los años setenta.Estas lentes están hidratadas, es decir, el agua forma parte de su composición. Son muy cómodas a partir del momento en que se las pone, fáciles de tolerar, fácil adaptación, mínimo desplazamiento en el ojo, pueden usarse a tiempo parcial, pero tienen la desventaja de una agudeza visual algo reducida con respecto a las permeables, mayor riesgo de complicaciones, limitaciones impuestas por el astigmatismo y duran menos. Actualmente se fabrican en hidrogel de silicona.



Blandas Convencionales

Son lentes hidrófilas, que se fabrican de acuerdo a la geometría de sus córneas, amoldándose a la forma del perfil corneoconjuntival por la flexibilidad del material y el diseño de las superficies. Tienen una duración anual. Dependiendo de la cantidad agua que tengan se clasifican en:
- Lentes de hidratación media, con una proporción de agua entre el 36 y el 55%.
- Lentes de alta hidratación, cuyo porcentaje de agua es mayor del 55%.

Un porcentaje de agua de hidratación mayor nos indica que la lente es más permeable, es decir, ese material permitirá un mayor paso de oxígeno a su través.

El oxígeno que finalmente recibe el ojo, depende de dos factores:
- La permeabilidad del material.
- El espesor de la lente de contacto.

Por lo tanto, con el fin de conseguir que el ojo reciba un mayor aporte de oxígeno, se puede emplear un material más permeable, o bien, fabricar lentes más finas. Sin embargo, si las lentes son demasiado finas, su duración va a ser menor y al usuario le resultará muy difícil su manipulación.

Son las lentes más adecuadas para personas que practican deporte, ya que no se caen ni desplazan en el ojo.

Se pueden contaminar fácilmente, lo que obliga a extremar las medidas de higiene.

Su duración es de aproximadamente un año.

Las lentes blandas normales no corrigen el astigmatismo (a no ser que sea muy reducido) en cuyo caso hay que recurrir a las lentes blandas tóricas o a otro tipo de lentes.



Blandas Desechables

Con el uso y el paso del tiempo, el material de las lentes de contacto se va deteriorando poco a poco, va acumulando depósitos y suciedad, lo que aumenta el riesgo de problemas y complicaciones oculares. Para reducir al máximo estos problemas, aparecen las lentes desechables.

Diarias

Son un tipo de lentes blandas que, una vez que se quitan del ojo, se desechan y se tiran. Ideales para uso ocasional, ya sea para realizar deportes o para el fin de semana. Son lentes con un radio y diámetro ya determinado que se adaptan a un gran número de usuarios. Tienen la ventaja que no necesitan líquidos de limpieza ni ningún tipo de mantenimiento. Son de un solo uso.

Quincenales

Son un tipo de lentes blandas, utilizables máximo quince días desde la apertura del blíster. Son lentes con un radio y diámetro ya determinado que se adaptan a un gran número de usuarios. Estas lentes necesitan una limpieza diaria, aunque más sencilla que las lentes convencionales.

Mensuales

Son un tipo de lentes blandas, utilizables máximo 30 días desde la apertura del blíster. Son lentes con un radio y diámetro ya determinado que se adaptan a un gran número de usuarios. La limpieza se realiza con un solo líquido, en el que también se dejan las lentes por la noche. Son lentes con un alto contenido en agua, lo que permite una buena oxigenación del ojo. El motivo por el que tengan que reponerse con una determinada frecuencia se debe a las características del material con el que están fabricadas las lentes, ya que se trata de materiales con más tendencia a acumular suciedad y que se deterioran más rápidamente.

Trimestrales

Son lentes con un radio y diámetro ya determinado que se adaptan a un gran número de usuarios, aunque también las hay personalizadas en las medidas al usuario final. Utilizables máximo noventa días desde la apertura del blíster. Son las lentes personalizadas, las que menos problemas y complicaciones tienen. A pesar de ello, pueden aparecer problemas cuando no se siguen las normas recomendadas para su uso.

Híbridas Synergeyes
Hibridas

Las lentes de contacto híbridas Synergeyes® combinan un centro rígido y un borde blando de lente, proporcionando a las personas que tienen astigmatismo, lo mejor de los dos mundos.

- El centro rígido corrige el astigmatismo y proporciona nitidez, alta definición de visión….incluso durante la noche.

- El borde blando permite que la lente esté estable, mientras proporciona la comodidad y portabilidad de una lente blanda durante todo el día.

- La parte blanda previene incluso que los residuos queden bajo la lente, y mantiene la lente de forma segura en el ojo, por lo que las lentes Synergeyes no se desplazarán.

- Las lentes Synergeyes están libres de la “rotación de la lente tórica”, por lo que las ópticas permanecen estables, proporcionando una visión clara después del parpadeo.


Ampliar Información Lentes Híbridas