Gafas Graduadas

Facebook Los avances técnicos en el terreno de la óptica han abierto un abanico de posibilidades en la evolución de las gafas graduadas siendo notable en los últimos años. En otros tiempos, las gafas graduadas eran estéticamente feas e incómodas de llevar. Las formas de las monturas y los materiales de que estaban hechas tanto las monturas como las lentes (que eran rígidas y pesadas) daban como resultado unas gafas incómodas para el uso diario. Hoy en día, existen múltiples alternativas y hay gafas graduadas de todo tipo para realizar diferentes actividades, adaptándose cada vez más al ritmo de vida actual y a las necesidades del día a día. Esto se ha conseguido gracias a las innovaciones en diseños y materiales que se han utilizado en las monturas de las gafas graduadas, convirtiéndose en un producto de moda.

Aquellos que necesitan llevar gafas graduadas tienen múltiples opciones de dónde elegir. Existen monturas al aire, ligeras, resistentes, monturas de muchas formas y colores que se adaptan muy bien a todo tipo de caras; otras con patillas anchas o extremadamente finas, en una amplia gama de colores, monturas con lentes redondas o con lentes rectangulares. Las opciones son múltiples.

A la hora de elegir una montura, es recomendable tener en cuenta las horas de uso que se les va a dar. Si uno debe pasar la mayor parte del día con las gafas puestas, es aconsejable que el material de las mismas sea ligero y no se sienta pesado sobre la nariz.

A la vez, es muy importante elegir unas gafas que nos queden bien, porque si no, lo primero que notará todo el mundo al mirarnos es lo mal que nos sientan. Ese es el mayor problema de usar gafas: es lo primero que salta a la vista de cualquier persona que las lleve al mirarla. Si dan un buen aspecto, la gente las notará, y en el caso contrario, lo notará aún más. No hay forma de esconderlas o disimularlas.

Está claro que la gente nos reconoce por nuestra cara, así que las gafas que llevemos forman parte de nuestra identidad. Tanto si eres el tipo de persona que quiere un aspecto sofisticado como si lo quieres conservador, el tipo de gafas que uses influirá en la forma en la que te vean los demás.

Facebook Unas gafas pueden dar a entender su personalidad real o presentar la que usted prefiera. La clave está en encontrar la montura adecuada, y el primer paso es tener en cuenta los diferentes aspectos de su vida. ¿Cuál es su trabajo, en qué actividades participa? Todas estas preguntas tienen que considerarse antes de optar por un tipo de gafa u otro. De la misma forma como no usa siempre el mismo par de zapatos siempre, lo mismo debería ocurrir con sus gafas. Son accesorios que tienen que complementar su forma de ser. Para una persona que quiere dar una imagen seria y profesional, lo mejor es escoger un tipo de gafa conservador tanto en la forma como en el color. Esto significa optar por formas clásicas como las gafas ovaladas o rectangulares, y por colores tradicionales como el dorado y el plateado. Están vetadas las formas inusuales y los colores chillones. Para los que quieren dar una imagen creativa, lo mejor es optar por formas geométricas con monturas de plástico sólido. Las gafas más a la moda, de tamaño grande, también pueden servir a este propósito, sobre todo en colores fuertes como el verde o el púrpura.

A todos nos gusta la comodidad, pero lo cierto es que tenemos distintos aspectos en nuestra vida, y nuestras gafas tienen que estar en sintonía con ellos. Para conseguirlo, en muchos casos lo mejor es tener más de un par de gafas. Así como unos zapatos de boda no sirven para ir a hacer deporte, lo mismo ocurre con las monturas de nuestras gafas.

Los tipos de cara redondos y ovalados se benefician de monturas angulosas, mientras que los rostros alargados deben tener en cuenta el tamaño de la nariz, que suele ser larga, a la hora de escoger la montura. Los rostros cuadrados lucen más en contraste con formas de diamante o triangulares, las cuales aparecen muchas veces en las monturas de diseño.

Además de tener en cuenta nuestras facciones, también es importante tener en cuenta el color de nuestros ojos y pelo para que el color de la montura esté en consonancia. Tienen que ser un accesorio que acentúe nuestros mejores rasgos y que atenúe los peores. Es increíble la forma en la que un par de gafas puede cambiar nuestra apariencia.

En Óptica Postas, disponemos de un amplio muestrario de modelos y colores, de las mejores marcas, estando todo el personal capacitado para ayudarle a elegir la montura que mejor se adapte a su estilo y personalidad.